Actualitat

Nuevas herramientas para la prevención de la alternaria y otras enfermedades fúngicas

La presencia de agua líquida (humectación) en la copa de los árboles es uno de los factores más importantes que favorece el desarrollo de enfermedades fúngicas, como la mancha marrón de las mandarinas causada por Alternaria.

En un trabajo liderado por la Unidad de Micología del IVIA, junto con el Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura (CEBAS-CSIC) y la Università degli Studi di Firenze, se han evaluado diferentes sensores y modelos estadísticos para estimar la humectación foliar en cítricos en condiciones Mediterráneas.

Los resultados obtenidos han confirmado la importancia de los rocíos como principal fuente de humectación en la copa de los árboles durante la mayor parte del año. Por otra parte, debido a la prevalencia de altas humedades relativas, no se detectó un efecto significativo del riego sobre el microclima de las parcelas de cítricos. A nivel práctico, en este trabajo se ha desarrollado un sistema que permite estimar la duración del roció en los cítricos a partir de la humedad relativa, de una forma sencilla y sin necesidad de sensores específicos de humectación.

El sistema se ha validado en siete provincias españolas durante varios años y permitirá mejorar las actuales estaciones de avisos para el control de enfermedades fúngicas. Este trabajo ha sido financiado por el proyecto INIA RTA2010-00105-00-00-FEDER y acaba de ser publicado en la prestigiosa revista Agricultural and Forest Meteorology, una de las más citadas en su área. (http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0168192316307523)