Actualitat

Avanzamos en el conocimiento sobre la transmisión de infecciones entre el ganado y las personas. El caso de la bacteria Staphylococcus aureus.

Uno de los objetivos generales del Centro de Tecnología Animal del IVIA es la mejora de la sanidad animal y el desarrollo de métodos de prevención y diagnóstico de enfermedades. Y no son pocas las ocasiones en las que la sanidad animal guarda una estrecha relación con la humana. Muestra de ello es la problemática de los estafilococos, agentes infecciosos de numerosas especies animales, pero también responsables de numerosas infecciones graves en humanos que, a nivel hospitalario, generan grandes problemas debido a la aparición de cepas resistentes a los antibióticos.

Recientemente, la Dra. María de los Ángeles Tormo, investigadora del CITA-IVIA, ha tomado parte en un estudio cuyo objetivo era entender cómo la bacteria Staphylococcus aureus es capaz de dar un salto e infectar a especies tan distantes como la humana y la ovina. Se trataba de comprender los mecanismos moleculares, con base genética, que permiten que la bacteria se adapte a una nueva especie con el fin de identificar dianas moleculares que permitan atacar las infecciones y prevenir la aparición de nuevos clones.

El estudio se centraba en el análisis de la adaptación de cepas humanas en ovino y se desarrolló en nuestras instalaciones en Segorbe (Castellón). En él se observó que durante el proceso de transmisión de las bacterias, se produjo una drástica reducción de su número y una pérdida de su diversidad, manteniéndose solamente aquellas variantes que acumulaban mutaciones beneficiosas, que aumentan su capacidad de adaptación al cambio, que permiten su mayor proliferación y que logran que estos genes mutados no se pierdan por el proceso natural de deriva genética, aumentando rápidamente la frecuencia del gen, hasta generalizarse en la población bacteriana. Este hecho fue demostrado gracias al modelo experimental utilizado y también apoyado mediante simulaciones in silico.

Estos datos proporcionan nuevos conocimientos que ayudan a explicar la capacidad de S. aureus, y otros patógenos que infectan a múltiples especies, para adaptarse rápidamente a una nueva especie huésped a pesar de las poderosas fuerzas antagonistas de la evolución. Las conclusiones de este trabajo acaban de publicarse en la prestigiosa revista Science Advances.

Imagen Staphylococcus